Acerca de escribir un blog

Había querido escribir de esto desde hace mucho tiempo. Ya sea por falta de inspiración o de ganas lo había pospuesto una y otra vez hasta que la idea se fue hasta el fondo del baúl. Lo rescato hoy porque no me siento del todo bien.

De hecho, estoy pasando por esas etapas que me agarran con frecuencia, en las cuales siento que este blog es la pendejada más grande jamás escrita, y ganas no me faltan para mandarlo a la fregada completamente. No me malinterpreten, no estoy rockstareándome (chila palabreja) ni haciendo alarde de mi partida para llamar la atención como mucha gente que conozco. Esto, en cambio, es un sentimiento muy real y justificable: Un odio hacia estos escritos que dentro de poco tiempo estarán más caducos que yogurth del Oxxo, los cuales no cambian para nada este gigantesco universo y que finalmente estarán relegados al destino que tiene todo lo que existe: el olvido.

No puedo separar este sentimiento con la depresión, o la situación que vivo en estos momentos. Estoy llevando una vida mucho más solitaria que hace tan sólo un año, y ha sido un proceso voluntario. No me quejo, pero deprime.

Mi objetivo original era hablar acerca de escribir un blog, desde mi muy particular experiencia. ¿Qué les puedo decir? Llevo tres años bloggeando, he recibido insultos, halagos, regalos, amenazas, críticas inteligentes y estúpidas... En fin, todo lo que cabe esperar de cuando se expone uno a la vista pública. El sentimiento que predomina después de esta odisea es la decepción.

Siempre he pensado que la decepción es saludable, nos ayuda a desidealizar las cosas y seguir adelante. Cuando algo me impresiona, intento conocerlo a fondo hasta que lo comprenda bien y entienda que es igual de simple que cualquier otra cosa, que no encierra ningún misterio. Desde hace mucho que me sucedió esto con el blog, y con la escritura en general. Me dio mucho miedo cuando sentí que podía convencer a la gente con mis palabras, en serio que sí. Cada vez que posteo algo, internamente deseo que aparezca alguien y refute mis argumentos con una fuerza demoledora que me haga pensar "¡qué estúpido fui!".

No quiero decir con esto que no creo en lo que escribo, ni que estoy insatisfecho de lo que he logrado, pero como les digo, de cuando en cuando me invade esta sensación que parece asco hacia todo lo que se encuentra en esta página. También hacia otras áreas de mi vida, llámese trabajo, televisión, licenciatura, en fin... De vez en cuando caigo en cuenta de lo inútil que es todo, y me desarmo.

Pero comentarles acerca de tener un blog... Lo que me ha parecido más interesante es cómo ha cambiado mi público de la misma manera que yo he cambiado. Recuerdo mis primeros posts, allá por el 2004, en donde escribía sin empacho los detalles más insignificantes de mi vida, con el afán de registrarlo todo. Escribía con la sinceridad que proporciona el hecho de que nadie lo iba a leer. Le puse como nombre "Botellas al mar..." porque cada uno de mis posts era como un mensaje lanzado desde una isla desierta, hacia un destino incierto que nunca sabría si alcanzaría. Podría haber seguido así durante años, pero como siempre, cambié.

Comencé a hacer textos más elaborados, en donde me enfocaba a temas más delimitados y no divagaba sin ton ni son. Escribí de cine, algunas críticas sociales de sacarina y reflexiones de cinco centavos. Posteriormente intenté escribir algunas historias breves, que gracias a un taller literario tomaron forma y comenzaron a convertirse en los cuentos que leen hoy en día.

La fama llegó por ese entonces. Este insignificante blog comenzó a ser muy leído, las críticas comenzaron a llegar, pero la mayor parte de los comentarios eran saludos y halagos por parte de mis amigos, y uno que otro desconocido que caía de vez en cuando. Comenzaron a reconocerme en la calle, recibía muchos comments... También comencé a recibir las críticas más duras, mucha gente se encabronó con lo que escribía o cómo lo escribía.

Además, hoy ya no puedo decir aquí libremente todo lo que me pasa por la cabeza o criticar a la gente que me rodea con tanta naturalidad como antes. Más de una persona cercana ha salido lastimada por culpa de mis malditos escritos, otros me han retirado el habla y los más me espían secretamente.

Hoy ya no estoy en el Top 500 de Blogalaxia, me he salido de la competencia. Tampoco checo el número de visitas, ni me importa. Si no hay comments no me preocupa en lo más mínimo. La agresividad que he manifestado en posts recientes ha hecho que mucha gente ya no se anime a comentar y los justifico. Si reduzco mi público, tanto mejor, mis escritos llegarán a las personas indicadas.

Aunque el medio me ha decepcionado, no digo con esto que no puedo mejorarlo. Un blog es sólamente lo que uno hace con él, y tanto puede usarse para anunciar cumpleaños, subir pornografía y enviar saluditos a tus compas, puede servir también de instrumento para la reflexión, crítica y difusión de conocimiento válido. Los límites los pone uno mismo.

Admito que este lugarcillo de la red me ha servido horrores. He aprendido tantísimas cosas al enfrentar a un público real, al analizar los patrones de comportamiento de los lectores y finalmente, al buscar un modo de expresión que me satisfaga plenamente. Mi redacción seguiría estancada de no ser por esta cosa, así que me supongo que algo tiene de bueno. También me ayudó para conocer a personas entrañables, amistades e incluso formar algunos enemigos.

En cuanto a ustedes, lectores, debo decir que a pesar de todo los aprecio. Ese "a pesar" son los estúpidos comentarios anónimos que de cuando en cuando alguien viene a dejar para hacerme perder la fe en el género humano. Me dan risa al principio, para dar paso luego a la cruda realidad de que hay gente pendeja en este mundo que le gusta hacer corajes gratis. Pero me quedo con ustedes, los lectores que tienen cerebro, que al final de cuentas son los importantes y a quienes van dirigidas estas cosas. Aunque a veces parezca lo contrario, este blog está para serviles, y no para servirse de ustedes.

¿Vale la pena iniciar un blog? La respuesta es sí. Tal vez, si nunca lo hubiera comenzado, pensaría que es la gran cosa, que es imposible hacerlo bien y que postear durante años sólo me conseguiría una sequía cerebral. Seguiré con esto, pero el mundo está lleno de cosas de las cuales decepcionarse. En estos momentos, saldré de mi casa para correr y hacer ejercicio. Sin embargo, durante todo el trayecto, no podré evitar sentirme ridículo acerca de lo que acabo de escribir.

Atte.
BadBit

12 comentarios:

TinGirl dijo...

"Art is the most beautiful deception of all. And although people try to incorporate the everyday events of life in it, we must hope that it will remain a deception lest it become a utilitarian thing, sad as a factory."

Claude Debussy

Te quiero...

[ Fhernando ] dijo...

yo tbm cuando empeze a poster era de ver cuantos comentarios tenia y cuantas visitas, pero como que deun tiempo para aca ya dejo de importarme ya que lo que escribo es lo que me gusta leer..

((JaN!s...*)) dijo...

aaaah yo nunca estoy en mi blogg jaajja!!!! tu eres tu... y los demas vienen kedando guangos...

te keremos badbit, aun que seas voluble =) sobre todo yo te kiero mucho, que soi tu amiguis !!! euforica y feliz

seee uuuuu

Adrián Pérez dijo...

Eres un cabron, y perdona por la palabra , pero de verdad hermano me ha tocado este post, tienes muchisima razón creo que a todos nos llega la nostalgia en algun momento, ese sentimiento de soledad, de tal vez pensar que por ejemplo escribir un blog pueda no servir de mucho, pensar que esta encaminado al olvido, pero creeme que si con un solo post puedes mover los sentimientos de los demás, si tus palabras pueden mover un poquito al mundo, de verdad hermano date por bien servido y para adelante, He llegado a conocer tu blog por casualidad como se dan con las grandes cosas y ha sido tan recien que me encuentro gratamente sorprendido por las "diferentes caras" que manejas. Bueno creo que me empiezo a enrollar, felicidades por el blog ah si y tal vez soy yo pero no encontre el feed RSS para suscribirme al blog, bueno saludos a todos

Kamelie dijo...

Pues gracias a Botellas te conocí y espero que me ubiques en "amistades" y jamás en "enemigos" ;P

Saludos.

P.D. (En la hora que posteaste, yo también corría).

yolanda jimenez dijo...

long time reader...
como bien dices, un blog te hizo crecer y madurar, felicidades por llegar a ese punto.
Tener un blog es solo un compromiso con uno mismo, uno decide cuando empieza y cuando lo termina, si lo deja en el olvido o si permite que alguien opine sobre las líneas que uno plasma. Volveré a pasar por aqui, y seguiré leyendo mientras sigas posteando.
Saludos.
Yola
http://cuentalealayola.spaces.live.com

Tony Rocksas dijo...

En todo el tiempo que tengo de escribir en blogs he aprendido que somos cíclicos ante los blogs, me imagino que como todo en la vida.

it's me dijo...

Inicié mi blog relativamente hace poco, para experimentar, más que nada.
No escribo mucho, pero lo que escribo es para mí, para plasmar ese momento de mi vida, para que 10 años después vea los viejos archivos y me burle de mi inmadurez (si esque maduro un poquito).
Me gusta hacerlo.

Bueno, creo que ya me voy a dormir.
Sigo leyendo...

blanche dijo...

a mi me gusta tu blog, llegué hasta aquí no recuerdo como pero me enganche... mi blog es de todo y nada y hace mucho tiempo que dejaste de visitarme...

aLeLie dijo...

badbit ... si fweras mUjer, este pOst es de tU semana dificil del mes ...

jUst kidding! bah! ... eskribes desde hace aniOs, mails, livejOurnal, aki, aya, pOr akUya ... ke mas da ... tU sigUe sigUe kOmO el kOnejitO de las pilas y ya ... si nO nOs gUsta, si nOs gUsta asi eres tU ... ke pOdemOs hacer ?? ke pwedes hacer ?? animOs seniOritO ... respira!!

se le estima bicikleterO swicida! nada ke ver jajajaja ... ciaO

btw... ahOra el yayO y yO vimOs a Un tipO en bici aka kasi lO atrOpellabamOs pOrke andaba de despistadO y dijimOs "tOdO badbit" it's fUnny jejeje

Jaypolmx dijo...

Empecé mi blog cuando me sucedió la mayor tragedia de mi vida (así lo pensé en ese instante) pero también he descubierto que cuando uno postea ciertas cosas descubres que hay gente a la que no le parecen trivialidades. Eso badbit, hace que valga la pena presionar las teclas.

Ánimo ingeniero!! próximo colega, espero ;)

Anónimo dijo...

Todo lo que viene de un anónimo según dices aquí vale madre, pero sin un blogger deja sus comentarios egocéntricos entonces a toda madre.