Espíritu navideño

Esta madrugada llegué solo a mi casa, como de costumbre. Mientras abría la reja para meter mi carro se me aproximó un tipo solitario. Me pidió de favor si le prestaba mi celular para hacer una llamada al otro lado. Internamente pensé "ya valió madre." Esa es la típica línea que uno escucha en una calle solitaria, en la madrugada, antes de ser asaltado.

Y la calle estaba sola, totalmente sola. Todos de fiesta todavía o ya dormidos. Me explicó que lo habían botado para este lado y que necesitaba llamar a alguien en estados unidos. En fin, le comenté que no tenía crédito. Una mentira, por supuesto, quería quitármelo de encima. Esperaba que justo después de decirle eso me diría: "Cáite con todo lo que traes." Pero no, cambió la estrategia y me pidió una moneda de cinco pesos. Otra de las típicas líneas que uno escucha antes de quedarse sin cartera. O sin carro en el peor de los casos.

Le dije que no tenía feria. Otra mentira. Quería verme lo menos atractivo para ser asaltado. Sé que no me creyó. El tipo se decepcionó y, al ver mi falta de cooperación, me dio las gracias y siguió avanzando. Sólo volteó para comentarme que los teléfonos públicos tampoco funcionan.

Fuck. En realidad quería hacer una llamada.

Merry christmas!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

es mejor batearlos a que te asalten con un martillo...

Anónimo dijo...

Jajaja xD
Lo entiendo a la perfección Maestro.
Esa inseguridad y desconfianza cuando un desconocido solitario se acerca a pedirte algo, por miedo y/o seguridad se evade toda petición que el individuo haga esperando algún contra-ataque.
El individuo se aleja con desepción en su rostro y entonces nos llega el remordimiento... xD
Pero que las cosas estén así no es por que personas como usted o como yo, seamos avaros, sino que es la existencia de personas como aquél solitario que se inventan azañas para cometer actos de delincuencia o violación :s
En mi opinión esa es la mayor razón por la que sentimos remordimiento al descubrir que de verdad necesitaba ayuda, que por causa de personas delincuentes ya no se pueda confiar en la gente.

Mina PsicoTerapia Violeta dijo...

Jajajajaja ay me sentí mal, pero lo bueno que eso ya no te pasa... ya eres mejor para reconocer gente de gentuza :)